Seguidores

viernes, 28 de noviembre de 2008

Va de leyendas


Dido. Fue una princesa fenicia (cuyo nombre fue romanizado y cambiado por Elisa)

Cuenta la leyenda que huyó de la ciudad de Tiro porque tenía un allegado llamado Pigmalión con muy malas pulgas, el tal Pigma había dado buena cuenta de los parientes de la joven que parece ser tenían más derecho que él al puesto de mandamás.

Dido se embarcó con sus partidarios y arribó a una ciudad del norte de África. En seguida le gustó aquella tierra pero no tenía donde quedarse. No era su tierra y los okupas ya eran mal vistos por aquel entonces.

De manera que poniendo cara de desvalida ingenua pactó con un reyezuelo que se quedaría con el terreno que abarcara una piel de buey. Jo,jo,jo,jo ¡cómo se río el gordete reyezuelo! –vale, le dijo. Si quieres dormir de pie toda tu vida… - pero Dido sería lo que fuera, pero no era una insustancial, de modo que mandó cortar la piel en tiras muy finas y consiguió un terrenito lo suficiente grande para montar una urbe.

Reinaba Dido con gracia y donaire su ciudad. Pero, hete aquí que llamó a sus puertas un individuo llamado Eneas; un guaperas que venía huyendo de la quema de Troya

Dido cayó loca de pasión por el guerrero errante, una semejanza a Bratt Pitt con taparrabos, y vivieron una volcánica historia de amor, pero, ¿Que se puede esperar cuando tu suegra es venus? La casquivana y yaciente Venus… pues ná que el chaval salió tras unas voces que le impelían partir hacía Lacio donde fundó Lavinium, embrión de roma.

Dido acabó sus días inmolándose en una pira; exactamente como los últimos habitantes de Cartago, ciudad que según la legenda fundó.

Ah, que no…! ¿Que no fue así? Y entonces…

12 comentarios:

moderato_Dos_josef dijo...

Gracias me ha encantado y divertido tu original forma de contarnos leyendas mitológicas. Un saludo!

Buenos Ayres Blog dijo...

Es el primer blog que veo que se intereasa por las historias mitológicas. Además felicito tu forma de transmitirnosla.



Un saludo.

Cornelivs dijo...

Preciosa historia de mitos, Lys, la de Dido y Eneas, con el trasfondo de Venus...

Por cierto, la chica de la foto...¡vaya preciosidad! Hummmm, que delicia...

UN BESO...Y FELIZ FIN DE SEMANA!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Dido acabó sus días inmolándose en una pira; exactamente como los últimos habitantes de Cartago, ciudad que según la legenda fundó."

Desde luego, es que esta gente era la Troya....
jajajajaj
Saludos!

Alatriste dijo...

Me encantan las leyendas, así que disfruté leyendo la tuya. En ellas se encierra la sabiduría de antaño, los sueños del pasado. Casi siempre encierran valiosas enseñanzas o imágenes que podemos extrapolar a nuestra realidad.
Me alegro de que te gustara mi historia, niña. Un placer tenerte al otro lado y que me sigas mostrando el camino de regreso.
Besos y cuídate.

amor dijo...

por supuesto que fue así, pasito a paso lo has dicho

s

qaesar dijo...

Ay!, si en Historia hubiera tenido una profe así, no me habría ido a Ciencias...

Bsss

Lola dijo...

Ay que ver la aficción que tenian toda esa gente por los fuegos y las piras,,por menos de na,,ala a inmolarse....
Muy bueno Lys,,,buenisimo

Un abrazo

Tu blogamigo de verdad dijo...

Me ha gustado mucho.
Acercarse con pasos lentos y sentido del humor a la historia...
Eso si es arte...no... ARTE con mayusculas

un besote

Salva dijo...

Ciao Lys,

le vecchie legende con le loro mitologie mi hanno sempre affascinato.
Non per niente era una delle mie materie preferite a scuola. Letteratura, narrativa, storia.

Cosa e´ una legenda? cosa la distingue da una fiaba? Semplice! La legenda e´ un miscuglio tra loro, ma con molta verita´ che ci vuole insegnare anche la storia, indicare il presente, facendoci valutare il futuro!
Infatti la storia se ci facciamo caso, si ripete ogni tot di anni. In un modo o l'altro, una storia, un avvenimento, somiglia sempre ad un altro, anche lontano come luogo.

Bel post.

Un abraccio,
Salva :)

Goathemala dijo...

Una gran bloguera y escritora, Isabel Romana, hizo toda una serie de entradas literarias e históricas dedicadas a Dido.

Mu hubiera gustado mucho tener tu sinopsis a mano porque con lo anárquico que soy y el poco tiempo que dispongo a veces me perdía con todo lo escrito por Isabel.

Saludos.

Kurt dijo...

No me acordaba yo de que las griegas usasen estas braguitas, jejejej!!!