Seguidores

jueves, 20 de noviembre de 2008

Para cambiar el feeling

Os quiero contar una historia, historia que, a diferencia de muchas otras que os he contado no es ficción. Ya la colgué en otro blog en el cual colaboré como invitada.

En el país lejano donde me he criado y educado, recuerdo una clase de su joven historia.

El profe, por cierto que , ¡hay, que profe! Nos embarcó a toda la clase en un proyecto sobre las pluviselvas, concentrándose en la isla de Tasmania, nos mostró viejas fotografías en sepia de bosques milenarios, y árboles impresionantes. Nos habló de cómo aquellos bosques habían sobrevivido a si por el cuidado de unos miles de aborígenes, ya que durante miles de años los nativos usaban, pero no abusaban de sus recursos naturales.

Pero entró el hombre blanco con sus máquinas de destrucción, sus sierras, sus hachas y su hambre de madera. Encontraron en Tasmania un verdadero banquete de maderas nobles crecidas despacito y endurecidas por los siglos.

Y el monstruo blanco comenzó a comer y comer y no se saciaba nunca.

En cierta ocasión, dos taladores mandados en avanzadilla para escoger y marcar la flor y la nata de aquellos bosques, se toparon con lo que en principio pensaron era una pared, pero que enseguida vieron era un árbol. Un árbol inmenso, impresionante, majestuoso, un Matusalén. Era tales las dimensiones de aquel árbol, tal su frondosidad, que los dos hombres se sobrecogieron, y cayendo de rodillas exclamaron….

It’s a temple. ! The cathedral of the earth! ( es un templo, ¡la catedral de la tierra ¡)

Hicieron pacto de silencio y asombrados y con gran respeto abandonaron el lugar,no marcando nada en un kilómetro a la redonda.¿ Nada que cortar? Nada de interés.

Uno se llevó el secreto a la tumba el otro cayó en la tentación de contarle el secreto a su nieto,
nieto que creció con la idea fija de que en algún lugar de la isla había un gran tesoro. Salió en su busca y lo halló. Varías toneladas fueron a parar a América y adornan hoy las paredes y techos de un templo en Massachusetts.

Viajamos en fin de curso a Tasmania y pudimos admirar una rodaja de aquel Matusalén que el alcalde de antaño pidió como souvenir. El profe que era en si mismo un ejemplar para admirar, se puso de pie al lado, a pesar de medir uno noventa y con su brazo estirado no alcanzó el otro extremo de la rodaja. No era del tronco, si no de una rama principal.

Sí, el hombre tiene muchas razones para llorar.

Imagino miles de aves errantes sin hogar.

14 comentarios:

Cornelivs dijo...

Muy bonita narración, plenamente sensibilizada con el medio ambiente y con la conservación de la naturaleza.

Lo aplaudo, y me uno a tu grito reivindicativo.

Si; que pena, cuantas aves errantes sin hogar...ojalá se parara esta destrucción.

Un abrazo.

moderato_Dos_josef dijo...

Una preciosa y triste historia. como todas las que forja el hombre con la naturaleza que le rodea. Un saludo!

Alatriste dijo...

La estupidez del ser humano es infinita. Jamás se debería derribar una catedral. Interesante historia y me gusta además la denuncia que encierra en su interior. Un beso muy fuerte y espero tu respuesta. Cuídate.

amor dijo...

esta misma tarde me ha entrado el llanto en el autobús, pero se ha frenado sin consumarse, una pena

s

Salva dijo...

Ciao Lys,

bellissima storia, e molto significativa. L'uomo sta distrugendo la natura. Un capolavoro non finito, gia´ quasi adesso senza risorse.

Un mio vecchio Professore Archeologo molto conosciuto, purtroppo morto anni fa´, per farci capire il significato della natura, ci cito´ solo cio´ che disse una volta Piede di Corvo, della tribu´dei piedineri:

"Quando l'ultimo albero sarà stato abbattuto,
l'ultimo fiume avvelenato,
l'ultimo pesce pescato,
vi accorgerete che non si può mangiare il denaro.
La nostra terra vale più del vostro denaro.
E durerà per sempre.
Non verrà distrutta neppure dalle fiamme del fuoco.
Finchè il sole splenderà e l'acqua scorrerà,
darà vita a uomini e animali.
Non si può vendere la vita degli uomini e degli animali;
è stato il Grande Spirito a porre qui la terra
e non possiamo venderla
perchè non ci appartiene.
Potete contare il vostro denaro
e potete bruciarlo nel tempo in cui un bisonte piega la testa,
ma soltanto il Grande Spirito sa contare i granelli di sabbia
e i fili d'erba della nostra terra.
Come dono per voi vi diamo tutto quello che abbiamo
e che potete portare con voi,
ma la terra mai.
Piede di Corvo, Piedineri".

Questa saggezza l'ho insegnata pure a mio figlio e mia figlia. E´ il modo piu´ semplice secondo me per far capire l'importanza del nostro ambiente.

Bellissimo post, complimenti!

Un abraccio,
Salva :)

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Y el monstruo blanco comenzó a comer y comer y no se saciaba nunca."

tremenda la historia
me encantó
saludos!

Lola dijo...

Que pena pensar que estamos abocados a la autodestrucción....Y sabés que me apena más,,ese hombre no fué digno de la confianza de su abuelo,,asi nos vá.....
Un besototeee

popi dijo...

Como tantas historias, es la parte mas negativa del ser humano, afortunadamente hay suficientes profesores y alumnos que transmiten la sabiduria de preservar el medio ambiente y los recursos naturales. hay muchos sabios tratando de protejerlo, es mas, cada dia hay mas conciencia del respeto a la madre naturaleza, prueba de ello es que ahora estamos hablando de esto y todos estamos sensibilizados. Aportemos nuestro granito, reciclemos, ya lo sabeis "el total es lo que importa".

En cuanto a la autora, como siempre, por tu forma de contar los relatos, consigues siempre motivar a la accion, a la buena accion.

Nunca nos dejas impasibles.

Estupendo.

Otro besotote.ee

Cornelivs dijo...

Mi querida amiga Lys.

Raudo y veloz acudo a tu solicitud. Esta es la url de mi blog

http://www.cornelivs.blogspot.com/

Si tienes algun problema, me avisas.

BESOS...Y FELIZ FIN DE SEMANA!

Old_Fashioned_Lover_Boy dijo...

perezoso yo???, snif!!! cuanta razón.

Conozco árboles así, uno que entre cuatro personas no pudimos abrazar, aun en mi país quedan bosques vírgenes, y que gracias al movimiento scout, al que pertenezco, he podido conocer. Al ver esa majestuosidad de los bosques me alegro de vivir en un país tercermundista.

Saludos Lys.

PS: Ya sabes, siempre paso, pero no siempre se que decir. Byes

suseJ dijo...

Triste historia. Pero curiosamente la industria maderera es una gran herramienta contra el cambio climatico. El cultivo de bosques para uso industrial sería una gran fuente de almacenamiento de CO2.
Desgraciadamente el hombre solo tiende a la rapiña sin ninguna prevision ni contrapartida.

Pedro dijo...

Sobrecogedor relato. Aunque nada sorprendente por desgracia. La plaga humana sigue su camino devorador, hasta que nada quede, ni nosotros.
Me ha encantado tu blog, gracias por haberme dado la ocasión de conocerlo. Es un lujo, además de un placer.
Permíteme que te enlace. Tú tendrás siempre las puertas abiertas de mi humilde hogar.
Un abrazo.

J. Úbeda dijo...

Tremenda historia. Qué poco tardamos en destruir y cuánto se tarda en construir...

Tuvo que ser un árbol imponente.

lys dijo...

Quiero creer que sí, Cornelivs, que despertaremos alguna vez. Se culpa mucho a las potencias comerciales, pero ellos tan sólo alimentan nuestra demanda, hasta el día que aprendamos a decir !Basta!


Moderato, es cierto lo que dices, pero ¿No es el hombre también capaz de crear cosas bellas? Tengo fé. Esperemos.


Gracias Alatriste. Empecemos por decir no. Hagamos nuestras esas palabras de Don Francisco de Quevedo.-

No perdonemos jamás la bravucada.
y empeñada nuetra fé ser puntuosos,
Que no nos desdigamos. aún siendo Diego.


Estoy de acuerdo contigo, Amor, es para llorar


Ciao Salva. L istruzione dei nostri bambini é il solo auguro per el nostro pianeta.
Essa puó essere difficile per raggiungere ogni bambino nel mondo, ma possiamo cominciare a casa. bello il poema,tanto sapieri..

Sonrisa,me ha gustado mucho que te haya gustado.


Así Lola, así... el maldito dinero siempre tentando.


Popi, la conciencia actual, ese despertar a la realidad, es lo que me da esperanza, Padres,haced vuestro trajo en casa.


Yo también, lover boy, yo también los he visto, algunos se le han escapado al hombre. ¿Con qué se medirá el mundo, Quien le pondrá al mundo números,en qué se basan?
En el número de electrodomésticos, quizas...


Eso también se esta empezando a remediar, aunque no al ritmo que se necesita. Que le vamos a hacer MCMDNT.


Muchísimas gracias Pedro el encanto es reciproco.


Entonces, contruyamos HS, construyamos. Muy imponente.


MIl gracias a todos y para que las gracias no vayan solas,MIL besos.