Seguidores

viernes, 7 de noviembre de 2008

Para ponernos a su altura...


No hace ni cuatro meses que ha muerto y ya me he comido todo el contenido del congelador, hasta los guisantes me he comido, algo que en otras circunstancias ni lo habría considerado.


Mi nombre es Arturo el “guiños” mote que me puso ni hermana de pequeñito porque tengo un pequeño problema en la cara y de vez en cuando, muy de vez en cuando, guiño, movimiento que no puedo controlar.


El nombre de mi esposa era Viky, Victoria. Era una mujer realmente preciosa. Recuerdo que solía decirle- ¡No te desnudes en la oscuridad! Me gusta verte.

Viky, murió de cáncer de pulmón no hace cuatro meses. Tan sólo tenía cuarenta y cinco años. Demasiado joven para morir. Solía decirme, -Lo que es bueno para ti lo es también para mí, dejaré de fumar cuando tu dejes de beber.-Mi suegro decía que nos alimentábamos los vicios recíprocos, y realmente no sé por que lo decía, porque nunca me consideré un gran bebedor, tan sólo bebía cuando lo necesitaba.


Pero Viky murió, y le cruzaron las manos sobre el pecho –Nunca la vi dormir en esa posición- . Me contestaron que así se hacía con los muertos.- Vale, -Dije- y delicadamente le puse las manos de modo que sus dedos manchados de nicotina no fueran tan evidentes.


¡Dios! Si la hubieran visto en el hospital… lacia como un trapo, cadavérica, y con esa tos… si alguna vez quieren sentirse impotentes como un bebé, siéntense un ratito al lado de una persona a sí. Cada vez que tosía sentía un tremendo escalofrío y cuando me marchaba y me inclinaba hacia ella, para besar aquella frente macilenta, ella ponía los dedos índice y corazón sobre sus labios y la primera vez que lo hizo no pude entender si lo que me pedía era silencio o si me tiraba un beso. La comprendí. Me pedía un cigarrillo.

Viky, fuiste una hermosa mujer y una gran compañera y lo que más me jode es que me quedan muchos años por delante para echarte de menos. Hasta pronto amor.


Es depresivo, lo sé. Sin embargo los estudios recientes nos muestran que cada vez más mujeres mueren de cáncer de plumón y cada vez más jóvenes. En fin, no se donde esta la solución, pero me inspiró este pequeño relato. El que tenga oído que oiga.

11 comentarios:

manly dijo...

El cáncer como enfermedad que es no tiene miramientos en quien recae y cuando pilla de frente no hay remedio alguno, sólo asumirlo.

Humanidad dijo...

Vaya estilo, debe ser el "realismo sucio" ese que dicen...muy buen relato.

Jesus

Cornelivs dijo...

Oido queda, Lys, y llevas razón. Precioso ese vendabal de sentimientos que desparramas.

Y hablando del tabaco, yo, aunque empedernido fumador, reconozco el mal que es la porqueria del tabaco.

Creo que lo dejaré un buen dia!

Muy buen post.!

UN BESO.

manuel de la rosa dijo...

yo hace tiempo que dejé el vicio, aunque de vez en cuando un cigarrito si que me fumo...auqnue eso del paquete y medio está olvidado...desde luego que el tabaco contribuye...pero si te llega te llega y punto, aunque no fumes...saludos

popi dijo...

Que las mujeres no copien nuestros asquerosos vicios, por favor.

Que las autoridades tomen en serio esta lacra.

Que la industria del tabaco no tenga tanta tolerancia.

Que no tenga facilidad ni la publicidad ni la venta ni el uso.

Que los padres demos un buen ejemplo.

Que los niños y adolescentes sean protejidos del vicio para que nuncacomiencen a fumar y así erradicarlo.

Que no gane nadie con la enfermedad de las personas.

Que se sensibilice a la sociedad aun mas.

Lys, ya te lo decia Old_Fashioned_Lover_Boy, bonita cruzada la tuya. hay muchas cosas que mejorar en este mundo, pero hagamos algo cada uno en nuestro entorno, seguro que se notará, siempre es mejor que no hacer nada. Como dice el anuncio del agua "EL TOTAL ES LO QUE IMPORTA"

Gracias Lys, por tu aporte de sabiduría, ya estoy ansioso por saber que nos vas a proponer en tu siguiente relato.

My compromiso hoy...acciones que ayuden a mis hijos a no fumar.

Un Beso a todos...a tí también Lys.

J. Úbeda dijo...

Qué duro es tener que llegar a eso para darse cuenta...

Gran mensaje.

Codorníu dijo...

Magnífico. Es un relato militante. El móvil es para mí lo de menos. Es bueno, está bien hecho, y punto.
Gracias. Tienes estilo.

Un saludo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que cabronada de relato...
Saludos!

qaesar dijo...

Lys, cada vez que paso por aquí me dan más ganas de volver...

Bsssss

lys dijo...

deseo daros las gracias a todo los que habéis comentado. si son de crítica, los acepto, si son de alabanza me ruborizan, pero todos me aportan.

GRACIAS.

Alatriste dijo...

Una lacra sin duda el tabaco y una forma genial de denunciarlo. No hay nada como la imaginación. Me gusta tu forma de escribir y por cierto, yo no fumo. Je, je, je.
Tu especialidad son los antihéroes, ¿no? En fin, me gustó pasear un rato por tus palabras. Lo dicho, en mi perfil tienes mi dirección de correo por si quieres contarme algo de ti.
Yo soy un chico de treinta años que como tú, busca ser feliz, sin mucho éxito últimamente. Lo demás, escrito está en mi desván.
Un beso y hasta pronto.