Seguidores

domingo, 23 de noviembre de 2008

!Que no.. Que no invita!!


Las librerías están llenas de libros y guías para obtener sexo plenamente satisfactorio (no sé yo si eso funciona, ya que cada vez hay la necesidad de editar más y más de estas guías)

Sin embargo en la Inglaterra Victoriana hubo un tiempo que el sexo fue considerado como “En el mejor de los casos, repugnante, y en el peor, no solo repugnante, si no también doloroso.

En 1894, la esposa de un vicario, Ruth Smythers escribió una guía con el nombre de
(Con ese nombre ¿Qué se puede esperar?)ALGO QUE HAY QUE SOPORTAR

La señora Smythers añadió que eran ayudas para esposas y esposos, para ayudar a las jóvenes a superar la terrible odisea del sexo por primera vez.
Su moto fue: DA POCO, INFRECUENTEMENTE Y DE MALA GANA.

1/ La esposa sabia, permitirá al marido un máximo de dos encuentros por semana y así como pase el tiempo debe hacer todo esfuerzo posible para reducir esta frecuencia.
Sentirse indispuesta, intranquila, y con dolor de cabeza serán buenas excusas
( Anda!! de ahí nos viene...!)

2/ La mayoría de los hombres son por naturaleza, pervertidos. Si se les da la oportunidad llevarán a cabo las más repugnantes prácticas, incluido practicar el acto normal en una serie de posiciones anormales y lamerán el cuerpo femenino y ofrecerá el suyo impúdicamente para ser lamido a cambio. !!Qué sucio...!)

3/ Un esposo egoísta puede con gran facilidad aprovecharse del cuerpo de su esposa , por eso DEN POCO, INFRECUENTEMENTE Y DE MALA GANA de otro modo corren el riesgo de convertir un matrimonio respetable en una orgía lasciva. ( !Córcholis!)

4/ Muchos hombres obtienen la mayor satisfacción en la paz que sienten inmediatamente después del acto. La esposa sabía se asegurará que no lo tenga, ya que ello puede animarlo a repetir.

5/ Una esposa sabía no se mostrará nunca completamente desnuda ni permitirá que su esposo pasee su desnudez enfrente de ella.

6/ Una vez en la cama, la esposa apagará todas las luces y se asegurará que no emite sonido alguno que pueda llamar la atención de su esposo hacía ella, no vaya a tomarlo como una invitación.( Anda que esto...)

7/ Si es que él la encuentra, debe permanecer lo mas quieta posible, el movimiento corporal puede animar al optimista esposo. El sexo cuando no se pueda evitar, se hará en completo silencio y oscuridad.

8/ Nunca lo anime- la desnudez, hablar sobre sexo, leer historias sobre sexo, o mirar fotos o dibujos, representando o sugiriendo sexo, son detestables vicios que el hombre adquiere con facilidad.

9/ si intenta besarla en los labios, se tuerce la cabeza, si le sube el camisón e intenta besarla en otro sitio que no debe, se baja el camisón bruscamente y se alega que tiene una necesidad biológica (¡la hija de…!

10/ Debe permanecer en absoluto silencio mientra que el esposo bufa y resopla,
Y en cuanto haya terminado se le harán unas cuantas preguntas obre esas cosillas que ya hace tiempo le pide que haga alrededor de casa.( Jajajajaaa!!)

11/ Una esposa sabía irá descubriendo constantemente salidas y argumentos para desanimar los avances amoroso del esposo.

Cosas como, pedirle más dinero para la casa, chincharle sobre el ascenso de un amigo, reñirle por dejar pelos en el baño, llevarle la contraria.. son cositas que tienden a desanimarlo si se hacen alrededor de una hora antes de que se ponga tierno.

12/ Para el décimo aniversario ya el marido la dará el tan merecido respiro ya que estará enfrascado en la educación de los hijos y en mantener su estatus social.


Y ahora Qué! Haber quien es el guapo que me dice que las damas de antes... bla, bla, bla...

¿Se imaginan los casados y no casados a sus novias pasando al matrimonio, entre el ramo de novia un misal de esos? Jijijiiijiii!!!

por supuesto, se han editado otros libros aconsejando cosas diferentes,pero eso se los contaré en otra ocasión.

!A mí que me registren! Yo sólo lo he traducido del Sunday Mail. Un artículo enviado por Qaesar.


13 comentarios:

Pedro dijo...

Cualquier tiempo pasado fue PEOR!
Deberíamos de aprender de los orientales de tiempos remotos, ellos sí que entendían de sexo. Vean si no el Camasutra.
Un beso (y no me tuerza la cara, que es en la mejilla).

qaesar dijo...

Pues deberían editar más libros de esos para estos tiempos depravados, lujuriosos, pecaminosos... ¿Adónde vamos a llegar? Es que incluso las mujeres se ponen a seducir a los hombres como las rameras, sin ningún pudor... Ay, Señor!

Muy bien, hija mía, por haber recordado en este post las buenas costumbres de antaño...

Atentamente

Anwar A.K.A Felipe dijo...

Cosas del pasado mejor que no vuelvan al presente XD

Saludos desde:

http://cinemaworldycomics.blogspot.com/

suseJ dijo...

Jajajaja, pero a pesar de eso todos casi todos los matrimonios pasaban de la docena de hijos, para mi que no se hacia mucho caso de la guia esta.

Cornelivs dijo...

JAJAJAJ. ¡Muy bueno...!

Oyeme Lys, te lo digo de corazón: ¡estoy feliz de haber nacido a finales del siglo XX! Ufff, menos mal...si me hubiera tocado casarme con una mujer de esas de la epoca victoriana...creo que hubiera sido el marido más desgraciado del mundo...!

Lo unico que le falta al curioso "Manual" que nos traes hoy es otro consejo mas, que se me acaba de ocurrir, y que bien podria ser este:

"Antes de hacer el acto de por sí apto para engendrar la prole, asegurese la esposa de que el esposo, con fervor religioso y verdadero temor de Dios, reza, arrodillado junto a la esposa, las tres partes del Rosario, el Trisagio, cien padresnuestros y doscientas salves, para que el aroma de la santidad haga que el repugnante, vicioso y cuasi-maligno acto sexual sea lo más rapido posible. Despues de terminar, acudan los esposos inmediatamente a confesar al Parroco, para que el espiritu de Satanás se aleje rapidamente del perverso corazón masculino..." (o algo así, jajajaj)

Anda que...¡Manda coj..!, que diria Trillo!!!

UN BESO...!

Alatriste dijo...

Lo peor de todo, es que esto no queda tan lejos todavía. Es más, me atrevería a decir, que el artículo no está del todo desfasado.
Siempre creí que el sexo debía de ser una cosa de dos. En caso contrario, pierde su aliciente y se convierte en desahogo, que ya no es lo mismo.
Debería dejar de existir tanto tabú con este tema y que la sexualidad de los seres humanos, se viera como algo normal y como una experiencia enriquecedora.
En fin, sólo es mi opinión. Sea como sea, Lys, muy interesante tu artículo. Aunque me dio pena por las muchas mujeres que fueron educadas según esos parámetros.
Un beso enorme, amiga y me alegro de que te gustara mi historia. Cuídate.

popi dijo...

Y digo yo, ¿no sería un mensaje para hacer saber que haciendo lo contrario se obtenia placer? porque si se hablaba de ello es que no habia reparo, habia libertad para pensar distinto, yo no veo el tabú, tabú es no hablar y aquí se hablaba y mucho, con conicimiento de causa. La que contaba todo esto ya lo habria probado, ¡anda que no era pillina la señora!.

Bueno creo que no nos puede sorprender, estamos hablando de hace muchos años, mas de 100, hoy todavía el top-less está prohibido por algunos jueces, todavia hacemos el añor a oscuras, nos escandaliza el beso de una pareja de homosexuales, seguimos sonrojandonos cuando hablamos de sexo, etc, etc. Y lo que es peor el SIDA, aun se transmite por relaciones sexuales, es que no existe el condón. Los embarazos no deseados entre adolescentes aumenta alarmantemente, es que no hay educacion sexual en las escuelas y en las familias....

No obstante el relato, a mi entender, aparte de tener su lado cómico, nos permite conocer tu capacidad de buceo, como autora, en la literatura antigua para extraer las mejores enseñanzas.

¿Como aprendistes a bucear, en las playas remotas o en el Instituto Cervantes?

Admiro tu capacidad.

Un beso Lys.

Goathemala dijo...

Hilarante, recuerdo una peli en la que el protagonista le pedía a una prostituta una determinada postura y la pobre, medio deslomada, decía que por qué no se lo pedía a su mujer.

El hombre respondía:
- ¿Estas loca? Es mi esposa, cómo voy a hacer esto con ella.


Saludos.

qaesar dijo...

Hoy me apetecía dejarte un saludo especial...

Bssss

Trini dijo...

No sabes cómo me he divertido con este post, y mucho más con tus ocurrencias al pie de cada consejo.
Menuda mema la señora esta y, para colmo, seguro que le pedía al esposo fidelidad. Si será...

Un abrazo

Salva dijo...

Manuale del sesso! LOL

Eh si, ne sono stati scritte tante sul sesso nella storia.

In Germania lo chiamano "die schönste Sache der Welt", la cosa piu´ bella al mondo!
La sessualita´ pero´ non ha una norma. Menti diversi, fantasie diverse, gusti diverse!
Per questo un manuale, superato per quanto sia, puo´ essere uno stimolo, ma non un vero manuale.
Alla fine i manuali di tempi passati e recente servono di piu´ ad una cosa specifica.
Fare piu´ soldi possibile per l'autore.
E si sa che, con il sesso si fanno molti soldi, perche´ suscita interesse in tutti ;-)

Bel post Lys,

Un abraccio,
Salva :)

Verónica dijo...

A ellos les escandalizaría lo que nosotros entendemos ahora como sexo... y a nosotros este manual nos horroriza.
¿Será que el sexo es algo que cada quien entiende a su manera? Al menos sera necesario un minimo de otra persona que piense como uno...
Saludos para ti, gracias por dejarme descubrir tu blog,
Verónica

lys dijo...

Parece ser difícil conseguir un equilibrio en ese importante aspecto de nuestra vida.
El Camasutra es un libro que se presume mucho de haber leido,pero en la mayoría de los casos tan solo se ojean las posturitas. Es un libro sabio y de lenta ejecución, lo que no parece atraer en demasía al carácter impetuoso del mediterráneo.Pero en fin, Pedro, cada cultura tiene sus ideas al respecto.

Un lindo saludo.


Qué ironía, te expresas como el reverendo que debió dictar el manual a la señora Smithers.Jejeje¡¡ Qué cosas...

Saludos Qaesar.


Gracias por tu visita Felipe, fue una agradable sorpresa devolverte la visita y ser sorprendida por tu arte e ingenio.

Un saludo.


Tiene gracia verdad? Sí, creo que todos somos más afortunados en ese aspecto en nuestros días.

En los viajes de colonización, viajes que se hacían en barcos con muy pocas comodidades, se enviaban a misioneros jóvenes, a veces recién casados. Un descendiente de aquella generación describió con gran desparpajo, como se las arreglaron las damas para llegar embarazadas a su destino. no tiene desperdicio. Otro día lo cuento.

Un saludo, Cornelivs.


Estimado capitán, el sexo ES cosa de dos, el sexo plenamente satisfactorio, eso es, por que el otro puede ser de cualquier otro número. Y tienes razón, viejas costumbres mueren lentas, y por mentira que parezca aún hay mucho tabú y mucha insatisfacción en ese campo. Aún siguen los varones diferenciando a las damas, las "alegres" para pasar el rato. Las "sositas y recatadas" para madres de sus hijos, y muchas veces sucede que eso es lo que se encuentran, una madre para sus hijos. Mi respeto a todas las madres y mis disculpas para todos los señores que tengan un esposa maravillosa e equilibrada. Árticulos como el publicad deben hacerles apreciar lo que tienen en sus casa.

Un saludo, Alatriste.


No hablaban, Popi. Hasta estas afrentas a la sexualidad de ambos (aunque se pretendía proteger a la mujer) sólo tenían divulgación de boquilla y ya se sabe que las tradiciones orales se mantienen mucho tiempo.

Gracias, Popi. eres un buen amigo que me ve con buenos ojos.


Tu lo has dicho Goathemala ¿Cómo, es mi mujer?
En mi próximo post me voy para esa otra tierra mía.

Saludos.


Yo si que he disfrutado al descubrirte, Trini. Creo que con tema de la fidelidad eran bastante condescendientes, era un acto repugnante, más apto para rameras que para esposas.

Un beso.

Lo has definido muy bien Salva "Piu soldi per l`autore.

Como dijo el Salmista, "El hacer libros no tiene fin y el aplicarse mucho a ellos es fatigoso a la carne"

Un saludo.

¡Bingo! Verónica el sexo es algo que cada uno lo ve a su manera, lo hermoso es encontrar a dos que lo vean lo mismo.

Besitos.