Seguidores

martes, 6 de mayo de 2008

Poema


Desde la luna baja
Un verso que se escribe contra los muros ciegos
Desordenados
Mustios
Donde las golondrinas
No encuentran el sendero
Que conduce a los tiempos de las últimas rosas

Del verso nace el aire
Y se inunda en el largo caminar
Sin abrigo de los pasos seguros
Las promesas seguras
Como los pergaminos más ajados

No hay silencio en las horas
Inútiles del sueño

No me llames amor por otro nombre
Que mi nombre de veras
Mi nombre generoso
Incompleto
Perenne
Como los versos tristes
Tan culpables y ajados como las golondrinas

Que no vuelven
Ni escuchan
Ni renacen de pronto
Junto al breve estallido de las horas

Recuerda como un juego
Abandona
Disculpa
Reconoce
Distingue
Y ante todo comienza de nuevo
Las palabras.

Fragmento del poema de Oscar Ortega –De la melancolía-