Seguidores

domingo, 19 de octubre de 2008

A cada edad, su cuento....


Papá, cuéntame un cuento.


Eran seis y papá no siempre podía contar cuentos a todos a la vez, a si es que se turnaban, mamá a unos, papá a otros y la hermana mayor a otros. Total que entre los tres conseguían que la plebe se durmiera sin más problemas a una hora pronta y razonable.

Los cuentos de papa eran muy apreciados por sus hijos, pues nunca los Leía y sino que se los sacaba de la manga y los convertía a ellos en héroe o heroína. Al peque de cinco años lo llamaban sus hermanos (siempre con mucho cuidado de no ser oídos por sus padres) “el cagaito” por lo miedica que el crío era.

El padre, Juan (que así se llamaba) comenzó así:

Había una vez una familia muy pobre muy pobre, que con todos sus enseres y sus animales vagaban por el mundo buscando un lugar para edificar su casa. Llegaron a un sitio que les pareció bonito y les dieron permiso, pero le dijeron al padre: en ese sitio nadie ha edificado porque hay un tesoro escondido, pero tiene un fantasma que lo guarda.

El hombre pensó… ¡Un tesoro! Pues anda que no me iría a mí bien con tantas bocas que alimentar… Y no sólo edificó sino que se pasaba el día haciendo agujeros por todos los alrededores.

Un día, lo tiraron de la bicicleta, otro, alguien lo tiró por el barranco y se levanto todo herido, el padre no dijo nada, él sabía que era el fantasma. Una noche...( dijo Juan, con voz bajita y misteriosa)….una noche llamaron a la puerta, el padre abrió y no vio nada, pero en ese momento… las gallinas, los tres perros el loro y dos gatos se pusieron a cacarear ladrar, maullar…!! Todos con gran estruendo y todos a la vez!!! Y hasta un lobo aulló en la distancia. Juan se deshacía por imitarlos a todos con tanto realismo que en ese momento Sebastián “el cagaito” que lo miraba con ojos espantados comenzó a llorar como no había llorado nunca antes.

Costó calmarlo, y cuando lo consiguió le contó otro cuento.

Había una vez un niño, muy valiente, muy valiente….

8 comentarios:

popi dijo...

Te confieso que me pierdo. No obstante, ¿cuando vas a editar tu primer libro de relatos? sería un libro de premio ¿y el segundo, una novela? Seguro que un best seller.

Por cierto, buena, muy buena idea la biblioteca pero ¿por que en ingles? yo solo se español.

Un beso Lys.

lys dijo...

Estimado Popi:
visito blogs de habla inglesa y en uno de ellos vi esta librería, me gusto y la copie. desgraciadamente sólo la conozco en Ingles. espero que pronto esté en español. De todas maneras, si pinchas en cualquier libro te sale el autor y si alguno te llama la atención, es fácil averiguar si tiene traducción al castellano.

Gracias por tus halagos, que son el resultado de tu aprecio por mí, pero entre tu y yo,en el supuesto que publicara, que es mucho suponer.. no me comeria un pimiento.Jejee!

Un beso, Friend

Rogger dijo...

Hola, yo también escribo cuentos desde aquí, mi PERÚ. SABES, ESO DE "Papá, cuéntame un cuento", está adecuado como intro. Vale. Te seguiré visitando. Saludosss...

Mr. TAS dijo...

la hostia con el cuento para niños!! jojojoj

Blog de la Revista Calma dijo...

Que imaginación...el cuento para dormir que no deja dormir.

Jesus

edy dijo...

Es increible la magia que despiertan los cuentos en los niños. Acabo de comprar la versión completa de las "Mil y una noches". Y a Mauricio, mi pequeño de 11 años, le engaché contándole la historia inicial. Y por su cuenta empezó a leer "La Noche I".

Me gustó tu cuento. Gracias por dejarme ingresar a tu blog. Cariños para ti.

popi dijo...

Hola Lys, no te comerías un pimiento sino un montón de exquisitos manjares, en la recepcion posterior a los prestigiosos premios que obtendrías. Fíjate, leo todo lo tuyo, hasta el último comentario, que te hacemos los demás y estos son tus primeros premios, la alabanza de tus muchos seguidores.

Insisto, prueba a ponerte a escribir, intenta publicar tus relatos, no lo hagas porque te lo pido sino porque vales.

Seguramente sera complicado pero eres inteligente y lo lograrás.

Ánimo Lys, tú puedes, hazlo aunque sea por los demás.

Definitivamente, tendré que terminar el curso de inglés que dejé a medias.

lys dijo...

Me ruborizo... mejor dicho me ruborizaría si no supiera que estas de broma.

Besitos lindos para ti, eres un amor.