Seguidores

martes, 15 de abril de 2008

Demasiado tarde para Gorsky


Cuando el astronauta del Apolo Neil Armstrong pisó por primera vez la luna, no sólo dijo su famosa frase, “ Un pequeño paso para el hombre, un enorme salto para la humanidad”, sino que también dijo, “ Buena suerte Mr Gorsky”.

Asombró la frase y se investigo, con el resultado de que según se pudo comprobar no había tal Gorsky en ningún programa ni ruso ni americano.

Se le preguntó en varías ocasiones por el significado de la enigmática frase y el siempre se limitó a sonreír y evadir la respuesta.

Hace más de diez años en 1995 mientras respondía a las preguntas tras un discurso, un periodista sacó a relucir la famosa cuestión. Esta vez respondió por fin. El señor Gorsky había muerto por lo que Neil creyó que podía contestar.
Cuando era niño jugaba a la pelota en el patio y una vez esta golpeó en la ventana del dormitorio vecino, al agacharse para cojerla oyó a la señora Gorsky decirle al señor Gorsky:
“¿¡ sexo oral?!

¡¿Quieres sexo oral!? ¡Tendrás sexo oral cuando el hijo de nuestro vecino se pasee por la luna!

2 comentarios:

Antiqva dijo...

Caray, curiosisima historia.

un encanto de historia.

Un saludo

J. Úbeda dijo...

Escuché esta historia hace tiempo, aunque no sé cuánto hay de cierto, la verdad...