Seguidores

miércoles, 27 de agosto de 2008

Lo global de todo? HUMM.....

De un tiempo a esta parte, nuestro enemigo no tiene enemigos, y por ello todo lo ve global, todo absoluto.

Para los creadores, la globalización significa el “infinitum” del poder "la tendencia de los mercados y de las empresas a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa las fronteras nacionales". No se dan cuenta, (y si se la dan, la entierran antes de que tome forma) que es la manera sistemática de acabar con la humanidad, humanidad que no sólo incluye a los seres comunes tanto intelectuales como menesterosos, sino a los dueños del poder, a los fabricantes de misiles y a los empresarios de la muerte. (De hecho, de su propia prole)

La globalización desprecia a todo lo no global, desde el inmenso universo hasta la sonora y pequeña cigarra. Es la agonía sin fin de la esperanza, el futuro inundado de errores, el desperdicio de la soledad.

La sociedad se encuentra en una doble tensión: por una parte, se abre a una realidad que es cada vez más transnacional o propiamente global; por otra, subsisten y resurgen los nacionalismos, etnicismos, fundamentalismos e identidades en distintas partes del mundo.

Con el descuido que el hombre ha demostrado en el cuidado del planeta y sus recursos, creo que la globalización será como una enorme grieta que atravesando el mundo se tragará la vida de fauna y flora. En fin… no es mi deseo ser negativa en demasía , seguiré leyendo la novela de Rosamund Pilcher los buscadores de conchas.

es muy buena, la recomiendo.

3 comentarios:

Popi dijo...

Es "LA EVOLUCION" de la Naturaleza. Recuerda aquello de que "La energía, ni se crea, ni se destruye, simplemente se transforma". Es un paso mas del Planeta Tierra, uno de sus seres, en este caso, El Ser Humano, camina hacia un cambio de filosofia, como antes hubo otros cambios, en el futuro habrá más, solo nos cabe imaginarlos. Somos apenas unos minutos en la existencia del planeta, pero no somos nada frente al futuro.

Aprovechemos el momento para crear la felicidad en nuestro entorno, de eso sí somos responsables.

Lola dijo...

Odiaba los semaforos, maquinas estupidas que le decian cuando andar debia, o cuando debia parar....
Un dia le encontraron vomitando tuercas clavos y tornillos.
Le creyeron loco y era
El último humano...

Me has hecho recordar algo que escribí hace un millon de años ( bueno no tanto jajaj)

La globalización, maquinaria estupida de aborregamiento, de aniquilacion de individualidades y de destrucción masiva.

Cualquier dia empezamos a vomitar hierros retorcidos,,tuercas y tornillos.

Un abrazo

samsa777 dijo...

Gracias por la recomendación. En efecto, últimamente el negocio consiste en borrar el detalle.

Gracias por venir y hablar en mi variadas. Un placer.