Seguidores

jueves, 2 de abril de 2009

¿Se vienen de viaje?

Un paisaje único



Un Pub con encanto
Hacía un calor sofocante en Sidney y las elegantes velas blancas de la Casa de la Ópera brillaban frente al puente Harbour . Circular Quay era un calidoscopio de color con su aglomeración de gente y el agua estaba repleta de embarcaciones de todos los tamaños y formas. Australia estaba en fiesta de modo que sólo ella sabe hacerlo.

-Tienes que ponerte al frente- Le dijo el abogado de la familia. -Eso o vender, si deseas podemos encargarnos de ello, lo sabes ¿verdad?

Sí, lo sabía, pero mientras miraba aquella maravillosa bahía, pensó que quería regresar, se lo debía a sus padres, a su recuerdo.
Miró sus delicadas sandalias de tacón y su caro vestido de algodón y recordó las palabras de su abogado, su media sonrisa cuando le comunicó su decisión. - Cuando se habla de granjas de ovejas en Australia todavía se habla de un mundo de hombres, pero eso tú ya lo sabes-. Sí, lo sabía muy bien pero... tenía que ir.
Cuando el tren se puso en movimiento sintió un escalofrío, en su mente regresó a Heavens, tuvo que hacer un gran esfuerzo pues cuando murió su madre, su padre la envió a vivir con su anciana abuela materna y siempre, un par de veces al año, su padre había venido a la ciudad a verla, ella nunca había puesto los pies en Heavens, por eso sus recuerdos eran muy confusos.

El tren comenzó a buen ritmo y dejó la ciudad atrás. Al adentrarse el las Blue Mountains fue como tener ante los ojos un majestuoso y mágico libro de fotografías con paisajes impresionantes.
Grandes desfiladeros en las laderas escupían cataratas a los arbolados valles verdes -azulados.
Rocas agrietadas, suavizadas por la bruma azul del aceite de los eucaliptos formaban pináculos que se extendían sin fin en la distancia y brillaban en el horizonte. Algunos bungalows, se asomaban entre los árboles y pequeños pueblos de casas viejas muy cuidadas se acurrucaban por la escarpada meseta. Nada estropeaba la inmensa belleza de este paisaje extraordinario.

Muchas horas después habían dejado la cadena de montañas para adentrarse en otra, despues de pasar por Lighgow, Bathurst y Orage el tren avanzó a través Hervey Range y siguió hacía Gondobolin, deteniéndose solo unos minutos para recoger a algunos pasajeros en el remoto y polvoriento anden.

Cambiaba el paisaje , grandes extensiones de terreno, donde la hierba rala y amarilla era habitada por rebaños de ovejas desperdigadas. Aunque la belleza de las montañas había sido de inspiradora belleza, la vista de las matorrales y la tierra roja le llegaba al corazón. Un rebaño de canguros despertó la admiración de los turistas y ella disfrutó del deleite que su país producía a otras personas.

Se durmió acunada por el sonido de los railes que le susurraron toda la noche
“Voy a casa, voy a casa, Voy a casa.”

la mañana amaneció con un cielo lleno de anaranjados y rojos que calentaba la tierra a la que reflejaba. La tierra parecía madurar con el calor. ¡ Qué poderosas emociones evocaba! ¡Con qué bravura los árboles se mantenían erguidos bajo el sol! Las hojas marchitas, las cortezas desteñidas de un fantasmagórico gris. Se estaba enamorando de su tierra.

El tren aminoró su marcha el adentrarse en el maravilloso oasis que era Broken Hill.
El ancho de la vía cambiaba. Los viajeros que continuaban tendrían que cambiar de tren, a ella la esperaba la avioneta que la llevaría a Heavens. Su casa.

(La extensión de la red ferroviaria australiana es de 33.099 kilómetros, pero no es una red homogénea para todo el país, sino que está constituida por las redes ferroviarias que surgieron durante los siglos XIX y XX en cada estado de la Federación)

El viaje lo hice con mi amiga que era la que regresaba a la estación ( así se llama a las vastas granjas de ovejas) del interior del país.

36 comentarios:

carmen dijo...

Si te a petece vuelve a mi casita hay algo para ti.

Un besito cielo.

Adolfo Payés dijo...

Que viaje tan interesante, con el calor encima...es una delicia con el fresco volar del vehículo..

saludos fraternos

un abrazo inmenso

IndeLeble dijo...

Hay Lys que viaje maravilloso parece un cuento hasta el final pensé que era la protagonista de una novela y eras vos!
Me encantó te dejo muchos besos :)

TORO SALVAJE dijo...

Es un relato no?
Creo que si.

Me gusta.

Besos.

Duncan de Gross dijo...

Ays, bella y misteriosa Australia, debe ser genial viajar allí ;-)

Troba dijo...

bitácora lejana, cercana ahora...

besos!

Geni dijo...

QUE BELLA TU HISTORIA HE DISFRUTADO CADA UNA DE SUS PALABRAS.
EXOTICA Y APASIONANTE AUSTRALIA.
MUCHOS BESOS.

Victor Gil dijo...

Hola Lys.
No conozco Australia, pero la viaje que descrives, es maravillosa. Una cronica muy bella e llena de emociones. Una tierre de hombres siendo desbravada por una mujer. Maravilloso.
Um beso
Victor Gil

Ayla dijo...

No me canso de decirte que tienes una forma de narrar maravillosa. Las palabras fluyen con naturalidad y la lectura es puro placer.
Tienes un don. Gracias por compartirlo.

Jesús dijo...

Jo que suerte haber estado en Australia, y muy bien relatado...a mi me han descalificado en el concurso de relatos breves, jejeje

lys dijo...

Lo mismo harían conmigo, Jesús. Tu no te apures que la vida es juego.

Ana dijo...

Me ha encantado...
Si los quieres, los dos premios que me han dado hoy son tuyos.
Muchos besos.

LuNa... dijo...

DEJO ESTOS VERSOS
PARA TI...

Aun si la lluvia, moja tu rostro inerte
Aun si el cielo nublado, no te deja ver el sol
Si tu triste corazón, desea llorar por dentro
Jamás pierdas el aliento, que sonreír es mejor

Sonríe aun si la hierba, no te deja ver las flores
Sonríe si los colores, se te suelen opacar
Aun si se crece el mar, y las olas se asen altas
Que al amanecer mañana, calmado el mar estará.

Aun cuando el viento sople, y se vuelva tempestuoso
Sonríe para que el gozo te sostenga la razón
Y en tu noble corazón, habrá un motivo precioso
Pues dios en su amor hermoso fue quien te hizo y formo

Sonríe que la sonrisa
Ahuyenta el dolor de alma, y nos devuelve la calma
para el camino seguir
Sonríe que sonreír
Es el don más apreciado, para un corazón golpeado
Que necesita vivir.
Sonríe que después de la tormenta siempre sale el arco iris.

NUNCA DEJES DE SONREIR


FELIZ FIN DE SEMANA
UN BESO INMENSO DESDE MI LUNITA

LuNa

Eduardo Galván dijo...

me recuerda a los relatos de Victoria Holt...

Abrazos.

Amig@mi@ dijo...

lys, pensaba que era un relato, te iba a comentar que qué realismo descriptivo, y me encuentro que ES REAL!, JEJE
Gracias por hacernos vivirlo.
Besos

Jesús dijo...

No mujer, es que me he pasado, el relato no debe de tener mas de 1.000, palabras. Mas que un relato breve lo que quieren es una anécdota. Participa que seguro que te llevas el ordenata del premio.

lys dijo...

Jijijiii!! Y encima mil palabras!! Pero si ya me conoces, cuando me pongo a largar... a ver ver...

El Titán dijo...

Te envidio...yo solo viajo entre supernovas y agujeros negros...
el tuyo si que es un viaje...

Menda dijo...

Uf, yo iría encantada!!!!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Bonito viaje, largo como un buen café...


Saludos y buen fin de semana.

estoy_viva dijo...

Que bonito viaje parece que estaba recorriendo los lugares que describes.
Muy bonito post
Con cariño
Mari

Soñadora dijo...

Encantada estaría de hacer ese viajecito! Las fotos que he visto de Australia son un sueño!
Besitos,

Rogger dijo...

HOLA, LYS.
TE PASO ESTE M BLOOG OFICIAL. EL OTRO, YA NO ME PERTENECE. ESTE, DESDE EL QUE TE COMENTO, ES EL MÍO.
SALUDOS, GRACIAS POR COMENTAR EN ESE EX BLOG MÍO QUE VA QUEDANDO EN EL OLVIDO...

mardelibertad dijo...

Fascinante viaje, me apunto
Besos

Tony dijo...

Precioso relato.

un abrazo

Kurt dijo...

Buenas amiga.

Desde que me hackearon el usuario de google y borrado las calves he andado medio perdido.

Ahora me mudo para estar mas seguro.

Empezaré un dia de estos a poner el blogroll. Ya te pongo.

Un beso

Alijodos dijo...

yo me apunto eh pero me encantaria coincidir con menda que es la caña de españa...y contigo tambien...besos...

salvadorpliego dijo...

Algún día realizaré el sueño de viajar a esa ruta. Qué gusto leerte. Saludos.

Raiandoelsol dijo...

Maravilloso viaje, fantastica aventura,y muy bien narrada, me gustó leerte.

Saludos.

Alatriste dijo...

Me encantaría visitar Australia algún día, amiga. Me incrementaste las ganas. Dibujaste una buena historia de viajeros y trenes. Te deseo una buena Semana Santa y que te lo pases genial. Un abrazo muy grande. Cuídate.

DaniBai dijo...

por un momento nos has hecho subir en ese tren, enhorabuena lys

un besote

Antoñito dijo...

Preciosa descripción, tenía una imagen mucho más gris de lo que es Australia. Un saludo.

VIVIR dijo...

Donde va la luna... vas tu con todo tu arte que Dios te ha dado... por eso escribes esas cosas tan bonitas que escribes...

¡Mujer Malagueña!!! ¿Se puede desear mas?...

¡Viva el arte!!!

Un beso enorme

Stanley Kowalski dijo...

Qué viaje! Soñado realmente, me gustó mucho como lo contaste.

BESOS

Liter@to dijo...

Si bien el viajar para mí nunca ha sido algo primordial, debo decirte que leer relatos de quien los hace me causa curiosidad y agrado. Tú relato me ha gustado.

Saludos.

Oteaba Auer dijo...

Mira que has llegado lejos... Soy una impenitente viajera; pero jamás llegué a ese continente. Me encanta como cuentas esta experiencia.
Un beso preciosa:)