Seguidores

lunes, 29 de septiembre de 2008

Diez por ciento

Sala internacinal de conferencias de Algeciras
Los ojos de los demás que nos siguen, nos analizan, nos juzgan.

El deseo de agradar a todo el mundo....Una misión imposible, una creencia altamente desadaptativa que puede favorecer el crecimiento de la ofensa.

Un amigo que ser dedica a la formación afirma que, cuando nos relacionamos con un grupo humano, sea dende sea y para lo que sea—dar una conferencia, un curso, organizar un equipo o desarrollar un proyecto—debemos contar en que por lo menos debemos contar en que, como mínimo, seremos rechazados por el diez por ciento de las personas. Eso forma parte de la variabilidad humana.

Si no aparece ese dicho diez por ciento, podemos considerar que hemos tenido un bien día, si aparece, sólo tenemos que decirnos:” ¡Ah! Sólo es un diez por ciento “y continuar con nuestra tarea. De esa forma evitaremos invertir nuestras energías en algo que es inevitable.

Así se lo tomó el conferenciante de este relato (aplícate el cuento)

Un experimentado conferenciante distribuyó unas hojas de papel entre su auditorio y les pidió que escribieran sus preguntas para después comentarlas. El procedimiento funcionó muy bien hasta que abrió una hoja en la que había escrito una sola palabra: ¡IDIOTA!

La leyó y sin inmutarse se dirigió A su público: --Damas y caballeros—declaró --en las múltiples conferencias que llevo dando dese hace años, muchas personas han escrito su pregunta y han olvidado firmar con su nombre, pero debo decirles que es la primera ocasión en que alguien firma con su nombre y olvida la pregunta. Jejejee!...

Es un extracto de uno de los libros que me ha acompañado en la maleta las últimas semanas. sin ánimo de ofender.

1 comentario:

popi. dijo...

Actitud positiva, siempre positiva.

Xaito.